Nuestro pueblo, Corteconcepción, se sitúa en pleno corazón del Parque Natural “Sierra de Aracena y Picos de Aroche”, entre dehesas de encinas y alcornoques, y con condiciones climatológicas únicas.

En este entorno singular , nuestros abuelos, Francisco Bernal y Jerónima Fernández, comienzan la elaboración artesanal de productos derivados del cerdo ibérico, y desde entonces, hace ya más de 50 años, hemos apostado por una misma LINEA DE TRABAJO: 

1) MANTENEMOS UNA PRODUCCIÓN EXCLUSIVA Y LIMITADA DE CERDOS 100 % IBÉRICOS.

Seleccionamos genéticamente, criamos y sacrificamos nuestros propios cerdos, garantizando la pureza de la raza ibérica. Así lo certifica la inspectora de campo, una empresa externa, que audita nuestros procesos controlando el cumplimiento de la Norma del Ibérico.

Además, nos comprometemos activamente con el cuidado del entorno medioambiental, ya que , influye positivamente en la crianza de nuestras piaras. Es por eso que , en los últimos años, repoblamos nuestra finca con nuevos plantones de encinas, garantizando así, el engorde de nuestros cerdos en las generaciones futuras. 

2) ELABORAMOS NUESTROS PRODUCTOS  MANTENIENDO ANTIGUAS TRADICIONES, CUMPLIENDO CON ESTRICTOS CONTROLES SANITARIOS Y DE TRAZABILIDAD.

Así, logramos carnes jugosas, embutidos en tripa natural con nuestro  característico sabor , jamones y paletas que salamos según método propio y que completan su grado óptimo de maduración en nuestras bodegas naturales ..... aromas inconfundibles que nos identifican  .....

3) ATENDEMOS PERSONALMENTE  A CADA CLIENTE.

Ser una pequeña empresa, es en este caso, una ventaja. Tratamos su caso directamente, sin intermediarios, lo que favorece el entendimiento y la capacidad de respuesta.

Hoy por hoy, nuestra empresa les ofrece  PRODUCTOS 100% IBÉRICOS Y 100% GENUINOS, porque sólo nos importa su satisfacción, SÓLO Y EXCLUSIVAMENTE , su confianza en nuestros productos.